Semillas Autoflorecientes

Compra ahora en nuestro amplio catálogo de semillas de marihuana autoflorecientes a los mejores precios. Somos grow shop online con más de 20 años de experiencia. Entrega rápida y discreta.

20,90 €

Autofloreciente de 3ª generación. Híbrido resultado del cruce entre una cepa de Critical Mass automática del Departamento I+D+I de Sweet Seeds®, seleccionada por su rapidez de floración y su agradable e intenso aroma, y una cepa seleccionada de la Speed Devil #2 Auto® de muy rápida floración

6,09 €
AKTombe Auto (1 semilla) de Venus Genetics. Os presentamos la variedad AKtombe Auto, recientemente galardonada con el 2º premio de autoflorecientes en la copa EXPOGROW 2013! Se trata de una automática muy estable y perfumada, estabilizada durante 3 generaciones. Esta planta te sorprenderá gratamente por su buena producción y sabor.
49,61 €
AKTombe Auto (10 semillas) de Venus Genetics. Os presentamos la variedad AKtombe Auto, recientemente galardonada con el 2º premio de autoflorecientes en la copa EXPOGROW 2013! Se trata de una automática muy estable y perfumada, estabilizada durante 3 generaciones. Esta planta te sorprenderá gratamente por su buena producción y sabor.
73,92 €
AKTombe Auto (25 semillas) de Venus Genetics. Os presentamos la variedad AKtombe Auto, recientemente galardonada con el 2º premio de autoflorecientes en la copa EXPOGROW 2013! Se trata de una automática muy estable y perfumada, estabilizada durante 3 generaciones. Esta planta te sorprenderá gratamente por su buena producción y sabor.
13,04 €
AKTombe Auto (3 semillas) de Venus Genetics. Os presentamos la variedad AKtombe Auto, recientemente galardonada con el 2º premio de autoflorecientes en la copa EXPOGROW 2013! Se trata de una automática muy estable y perfumada, estabilizada durante 3 generaciones. Esta planta te sorprenderá gratamente por su buena producción y sabor.
19,13 €
AKTombe Auto (5 semillas) de Venus Genetics. Os presentamos la variedad AKtombe Auto, recientemente galardonada con el 2º premio de autoflorecientes en la copa EXPOGROW 2013! Se trata de una automática muy estable y perfumada, estabilizada durante 3 generaciones. Esta planta te sorprenderá gratamente por su buena producción y sabor.
9,57 €

Apta para Interior y exterior Sexo Autofloreciente feminizada Genotipo Sativa 30% - Indica 20% - Ruderalis (Auto) 50% Cruce Amnesia XXL Auto x Auto CBD Ciclo completo de vida 70-75 días Cosecha en exterior Abril a octubre Rendimiento en interior 450/500 g/m2 Rendimiento en exterior 60 - 170 g/ planta Altura en exterior 75 - 170 cm THC 6% CBD 12% Ratio THC/CBD 1:2

19,50 €

Versión autofloreciente de la 00 Kush del banco 00 seeds. Floración rápida y vigorosa que produce grandes y ricos cogollos cubiertos de resina, por lo que se aconseja el uso de tutores. Cualidades aromáticas y gustativas exóticas y efectos relajantes y mentales.

Contiene 5 semillas. 

20,00 €
Auto Acid es nuestro híbrido de floración automática Diesel creado desde la selección y posterior cruce de varias generaciones. El resultado es una planta vigorosa que se extiende un poco, parece llegar más alto que la mayoría de las variedades auto-florecientes.
19,50 €

Auto Afghan Mass XXL del banco de semillas 00 Seeds Bank es una planta de marihuana automática, feminizada que goza de las mejores características de la base genética de Critical Mass automatic cruzada con una cepa Afghana de calidad que le aporta un aumento en la producción de resina y un sabor afgano más presente en el cruce.

Contiene 5 semillas. 

9,00 €

Amnesia Bilbo Auto es un cruce autofloreciente de la potente semilla de marihuana feminizada Amnesia Bilbo.

Con esta semilla autofloreciente hemos conseguido una planta de porte Sativo que recuerda mucho a la Amnesia Bilbo original y que esta lista para cosechar en unos 65 días después de plantarla.

Plantas de buen tamaño y buena producción, cogollos resinosos con aromas Haze.

Efecto alto para una semilla de marihuana autofloreciente de sabor Haze con toque a regaliz.

 

¿Qué son las semillas autoflorecientes?

Las semillas autoflorecientes, también llamadas semillas automáticas, se caracterizan por florecer de forma automática, es decir, sin necesidad de cambiar las horas de luz y sin eliminar las plantas macho.

Las plantas autoflorecientes (rudelaris) provienen del norte de Asia, lo que hace aguantar muy bien los climas fríos, por eso podemos plantar las semillas autoflorecientes durante todo el año . No tendrá la misma producción en invierno y tampoco crecerá tanto como en verano, pero podremos disfrutar de algunos cogollos en épocas del año que con las semillas de marihuana normales sería imposible. Siempre y cuando no cultivemos en interior está claro.

De esta forma, las semillas de marihuana autoflorecientes crecen de una forma mucho más rápida que las semillas de cannabis normales. Además, el cultivo de flores femeninas sin polinizar se produce por lo tanto sin de que las semillas sean germinadas.

Podríamos decir que las semillas autoflorecientes proporcionan una cosecha de fácil trabajo, pero de una alta calidad.

El uso de semillas automáticas es perfecto para los cultivadores novatos, para espacios pequeños, cultivos de exterior o interior, y para zonas con climas no muy cálidos, si se desea cultivar en terrenos al aire libre.

¿Por qué elegir semillas autoflorecientes?

Este tipo de semillas permiten obtener resultados en apenas dos meses. Alrededor de 65 días, desde que las plantas inician su floración hasta que recoges el resultado.

Su característica principal es que no necesitan que cambies su fotoperiodo para inducir su floración, de manera que puedes ponerla bajo un foco de alta intensidad HPS o LEC a 20 horas de luz, si tu cultivo es de interior.

Los híbridos autoflorecientes actuales preservan los mejores rasgos encontrados en genéticas regulares iniciales , que sirvieron como modelo de psicoactividad, aroma y sabor.

Ventajas e inconvenientes de las semillas autoflorecientes

Ventajas:

1. Las autos están listas para su cosecha en pocas semanas: Las semillas de cannabis autofloreciente no dependen de los ciclos de luz para florecer. Esto significa que pueden crecer durante todo el año en múltiples cosechas sin tener que preocuparse de los cambios estacionales.

2. Producen resultados muy rápidos: Pueden ir de semilla a cosecha en tan solo 10 semanas, lo que permite una rápida y constante producción de rendimientos frescos.

3. Son pequeñas y discretas: Esto permite un cultivo discreto, lo que hace mucho más fácil la organización del cuarto de cultivo. Y las cepas autoflorecientes son ideales para los que quieren cultivar en el balcón o con el método guerrilla .

4. Es muy resistente: Esto hace que las cepas autoflorecientes sean no solo más indulgentes con los principiantes, sino también aptas para su cultivo en zonas más frías del planeta. Si no hace demasiado frío (ni nieva), se pueden cultivar en el exterior durante el invierno.

5. Son aptas para su cultivo tanto interior como exterior: En el interior, solo hay que colocar las plantas bajo un ciclo de luz constante de 18/6, y en el exterior, solo hay que plantarlas y dejarlas crecer. No puede ser más fácil.

Inconvenientes:

1. El tamaño: Las cepas de cannabis autofloreciente se encuentran en el lado más pequeño de la escala.

2. Menor contenido THC: Los cogollos de las variedades de cannabis autofloreciente, normalmente producen menos THC debido a su genética ruderalis. Aun así pegan bastante fuerte, pero para quienes buscan la mayor cantidad posible de THC, las autos quizás todavía no estén a la altura.

  • ¿Cómo aparecieron las primeras semillas autoflorecientes?

En el continente indio y en las zonas ecuatoriales y tropicales no existían los veranos cálidos. De esta forma, este cannabis no era sometido al cambio de ciclos de la luz, por lo que no era “avisado” del comienzo del verano para poder iniciar su floración.

A esto se le sumaba que el clima podía llegar a ser realmente frío y matar a las plantas antes de comenzar el proceso de polinización y siembra.

Por este motivo, tuvo que empezar a florecer en el momento en que era lo suficientemente grande para disponer del tiempo necesario para completar su ciclo reproductivo y crear nuevas semillas de cannabis.

Rápidamente los criadores de semillas se percataron de la gran ventaja que suponía esta habilidad para otras variedades de marihuana.

De esta forma, comenzaron a criar y cruzar semillas con la capacidad de “autoflorecer”, dando lugar a las semillas autoflorecientes.

  • ¿Cómo se cultivan?

1. Elige la semilla que más te guste: Las autoflorecientes tienden a tener un menor tamaño, pero esto las hace ideales para aquellas personas que buscan un cultivo discreto como, por ejemplo, el que podrías poner en tu balcón. Respecto a sus efectos, si eres nuevo en el mundo de la marihuana y no sueles consumir cannabis habitualmente, te recomendamos que empieces cultivando variedades ricas en CBD, cannabinoide que contrarresta la psicoactividad del THC y que permite un consumo más sostenible y controlado de cannabis.

2. Germinación: Las semillas de marihuana autoflorecientes no requieren un tipo de germinación diferente al del resto de semillas feminizadas. Puedes elegir el método que más te convenga.

3. Prepara la tierra: Las autoflorecientes requieren un sustrato aireado, que les permita aprovechar los recursos al máximo y desarrollar bien sus raíces y acelerar todos sus procesos metabólicos. ¿Qué cómo se airea la tierra? Pues muy sencillo, necesitas 10 litros de sustrato, que estén compuestos por un 1/3 de fibra de coco y 2/3 de turba o sustrato ya preparado, que puedes encontrar en cualquier grow. Si tu cultivo tiene fines terapéuticos, procura utilizar un método de cultivo orgánico.

4. Maceta: El tamaño mínimo del tiesto o maceta que vayas a utilizar ha de ser de siete litros, - 15 si quieres conseguir las plantas más grandes posibles - y es importante que tengas en cuenta que este va a ser el definitivo. No es conveniente que las plantas autoflorecientes se transplanten en mitad de su ciclo de vida para evitar que se estresen.

5. Riego: Las autoflorecientes soportan mejor que las feminizadas las carencias hídricas por lo que es conveniente regarlas en poca cantidad –nada de dejar la planta encharcada- pero con mucha frecuencia, para fomentar la oxigenación. Las cantidades son relativas y dependen del clima y entorno en el que se desarrolla la planta, por lo que no podemos darte una cantidad exacta de agua.

6. Cosecha: Entre 70-80 días después de haber sembrado, podrás por fin cosechar tus cogollos. Lo primero, te recomendamos no regar la planta desde cinco días antes de la cosecha para que la tierra esté seca. Te darás cuenta de que los cogollos están listos porque el color de los tricomas de la resina empezará a cambiar de blanco a ámbar y, sobre todo, porque la planta está amarilleando.