Cosecha y conservación

100,00 €
Para que la marihuana no se seque del todo y consecuentemente pierda gusto y olor
hemos incorporado a la caja 00Box un higrómetro para controlar la humedad.
Tambien un humificador que nos permite aumentarla mojando la esponja que lleva dentro.
 
El cedro es la mejor madera noble para curar la marihuana, ya que es poco porosa y le aporta
y transmite la fragancia u olor que la caracterizan, mejorando las cualidades organolépticas de la planta.
La humedad ideal ronda el 60%.
 
La 00Box tiene una malla en el fondo de la caja, donde solo se filtra la glándula más madura
que se desprende de la flor sin dejar paso a restos vegetales.
Esta se recoge a través del cajón que hay en la parte inferior.
 

Medidas:

  • 22 x 32 x 10,6 cm
30,00 €

La 00 Pocket box es una cajita fabricada de madera de cedro, pensada para llevar en el bolsillo o bolso

sin que sea una molestia; tiene el tamaño de una cajetilla de cigarrillos.

No lleva bisagras ni ningún tipo de enganche externo, y tiene los cantos redondos.

 

La tapa se abre deslizándola circularmente hacia la izquierda o derecha y queda bien cerrada mediante unos imanes.

En el fondo de la caja hay una malla que hace que se filtre la resina más madura que se desprende de los cogollos

los tricomas se recogen en el fondo, es una caja discreta, compacta, y cómoda para transportar encima.

 

Medidas:

8,5 x 5 x 3,5 cm.

3,50 €

Bolsas especiales que evitan la salida de olores de cualquier material que haya dentro. Una vez abiertas, se pueden sellar aplicando calor con una plancha, quedando cerradas herméticamente.

Para abrir de nuevo solo hay que cortar la zona sellada, por lo que estas bolsas son reutilizables varias veces.

Color: Negro 

Dimensiones: 56x91cm 

2,00 €

Bolsas especiales que evitan la salida de olores de cualquier material que haya dentro. Una vez abiertas, se pueden sellar aplicando calor con una plancha, quedando cerradas herméticamente.

Para abrir de nuevo solo hay que cortar la zona sellada, por lo que estas bolsas son reutilizables varias veces.

Color: Negro 

Dimensiones: 45x56cm 

1,50 €

Bolsas especiales que evitan la salida de olores de cualquier material que haya dentro. Una vez abiertas, se pueden sellar aplicando calor con una plancha, quedando cerradas herméticamente.

Para abrir de nuevo solo hay que cortar la zona sellada, por lo que estas bolsas son reutilizables varias veces.

Color: Negro 

Dimensiones: 30x43cm 

 

Cómo cosechar y conservar la marihuana

 

Realizar un buen proceso de secado y curado de la marihuana es un paso crítico para conseguir una producción de alta calidad. Durante este proceso, puedes perder, conservar, o aumentar el olor, sabor o potencia de tu cosecha de cannabis.

 

Un mal secado puede incluso estropear por completo cogollos de la mejor calidad. Es un proceso terriblemente lento, pero si te armas de paciencia, te verás recompensado con cogollos de marihuana que tendrán un mejor sabor, aroma y efecto.

 
  • ¿Cómo debes secar tus plantas de marihuana?
 
  1. Cuelga las plantas boca abajo: Puedes colgar las plantas enteras o dividirlas en ramas, pero siempre debes evitar que las ramas se toquen o estén muy juntas, pues esto podría provocar la aparición de moho u hongos.
  2. Si puedes controlar la temperatura del cuarto de secado, mantenlo a 20ºC durante los 3 primeros días, de este modo, los cogollos se secarán rápidamente, pero no demasiado. Pasados estos 3 días se debería reducir la temperatura a unos 17-18ºC para ralentizar el proceso.
  3. Intenta que la humedad relativa del espacio ronde el 45%-50% durante los primeros tres días. Tras estos 3 días, la humedad debería aumentar de nuevo al 60%, para así poder ralentizar el proceso de secado de la marihuana.
  4. Circulación del aire. Es muy importante que haya suficiente circulación de aire en la habitación, por lo que es aconsejable usar un ventilador oscilante eléctrico, pero no hay que enfocarlo directamente sobre los cogollos, porque esto hará que se sequen de manera irregular.
  5. Revisa los cogollos: A poder ser diariamente, para asegurarte que no aparece moho u hongos.
 
  • ¿Cuándo están secas las plantas de marihuana?
 

El proceso de secado suele durar entre 5-30 días. Una buena señal para comprobarlo es quebrando una de las ramas, si lo haces fácilmente con los dedos, ha llegado el momento. Si notas que se dobla el tallo, pero no quiebra, deberás dejarlas secando un poco más.

 
  • ¿Cómo se curan los cogollos?
 

Una vez que los brotes se han secado correctamente, tienes que proceder al curado y almacenamiento del producto final en un frasco hermético de vidrio. Ten muy claro que un buen curado garantiza un mejor sabor y aroma de los cogollos.

 

Para ello, lo más sencillo y barato es curarlos en botes de cristal:

 
  1. Consigue botes de cristal que puedan cerrarse herméticamente con una tapa.
  2. Mete los cogollos en el bote de cristal y colócalo en un lugar fresco y oscuro. No metas los cogollos demasiado apretados, pues es importante que durante el proceso de curado pueda pasar el aire entre ellos.
  3. Abre el bote una vez al día y revisa que no se haya producido moho en tus cogollos de marihuana. Deja la tapa abierta durante un rato, una hora aproximadamente y vuélvelo a cerrar después.
 

No te preocupes si notas que los cogollos sudan, es exactamente lo que debe suceder, de este modo se va eliminando el agua sobrante.

 
  • ¿Cuánto tiempo deben curarse los cogollos?
 

La curación de la marihuana es como el buen vino, necesita tiempo para desarrollar esa intensidad aromática que le dará ese suave y rico sabor persistente a tus cogollos.

 

Es muy complicado establecer un tiempo, normalmente la curación se hace durante 4-8 semanas. Hay personas que hacen curaciones de hasta un año, lo que provocará que el THC se degrade y el efecto psicoactivo sea menos potente, pero bueno, para gustos los colores y tú eres el que decide.